Messi y los paraísos fiscales

Cristina_Fernández_y_la_Selección_Argentina_de_fútbol_2014_,3_(cropped)

Leo Messi. Foto: Presidencia de la Nación Argentina

Es un secreto a voces: los mayores casos de fraude fiscal tienen vinculación directa o indirecta con paraísos fiscales.

Nadie se salva. Decía el historiador y político inglés Lord Acton: “El poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente”. El símil está a la vista: el dinero corrompe, es origen de los mayores problemas que asolan a la tierra y cuando más se tiene más corrompe. Ahora bien, como el dinero no equivale a poder en Estados de derecho (o eso sería lo loable…) se trata de alejar de la lupa de las administraciones de los Estados, no vaya a ser que lo quieran para ellas.

La verdad es que no logro entenderlo: ¿es mejor tener menos pero claro, limpio, que me permita disfrutar de una vida acorde a mi fortuna o enmascarar los dineros de un modo opaco en paraísos fiscales con la finalidad de evadir impuestos o pagarlos a escala mínima so pena de vivir escondido, sigiloso y de por vida preocupado para evitar aparentar que realmente se tiene? La respuesta a veces tiene algo de sentido: como no puedo justificar el origen lícito, prefiero tenerlo escondido.

Eso tiene un pase pero, ¿y si es perfectamente legal pero aún así, para evitar contribuir a las arcas del Estado, lo escondo para evitar que sea descubierto? Ciertamente creo que no lo entiendo porque no lo tengo. Dicho esto, en cualquiera de los casos, salvo orígenes claramente ilícitos, la amnistía fiscal de hace unos años permitía hacer borrón y cuenta nueva. El no haberse acogido a ese procedimiento es inexplicable.

Me centraré primero en un caso mediático de rabiosa actualidad: Leo Messi. Es probable que lo que gana no lo gaste ni él ni sus tres siguientes generaciones, pero en vez de quedarse ahí y ser el ejemplo a seguir y el orgullo de su familia en las comidas de los domingos, prefiere que sean diez las generaciones que vivan de sus lucros a costa de esconder vilmente lo ganado, circunstancia que irremediablemente, antes o después, conllevará (la policía no es tonta…) un peregrinaje por los tribunales de justicia. ¿Realmente merece la pena?

Me viene también a la cabeza el trabajo de tantos y tantos emigrantes que fueron a buscarse las américas y que tras un esfuerzo sobrehumano que originó en muchos de ellos grandes rentas, en vez de vivir de ellas más sosegadamente (que en ningún caso hablo de derroche) siguen trabajando como si no hubiese un mañana, amasando una fortuna que solo sus hijos o nietos gastarán o malgastarán y muchas veces también escondida a ojos curiosos, como los de la Administración tributaria. “Papi, ¿me das dinero para comprarme un coche?”, “No hijo, de los millones de euros que tenemos en el país x no sabe nada España o sea que cógete un Panda de segunda mano con los 900 euros que ganas, que te deberían dar” (pagando en su momento el 10% -amnistía fiscal- hubiesen regularizado todo ese dinero para poder disfrutar de él abiertamente).

Es parte de la grandeza del ser humano su variedad, pero a mí que me perdonen…

Volviendo a Messi, los partidos pregonados a los cuatro vientos como benéficos bajo el título de “Messi y sus amigos contra el resto del mundo” celebrados en América en 2012 y 2013, nada tuvieron de benéficos, al menos para Messi. El dinero ruló con descaro por paraísos fiscales: Curaçao (sudeste del Caribe), Hong Kong (China)… según se desprende de la información que ha obtenido la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil.

El empresario argentino Guillermo Marín, que organizó y representó a Messi en estos eventos, no dijo nada coherente en su declaración ante la Guardia Civil: que si Messi no cobró nada de esos eventos, que si la fundación de Messi recibió 50.000 dólares por partido (fueron 6 partidos), que si, venga va, os voy a decir la verdad:  envié el dinero pero no sé cuánto, no me acuerdo (¿o es que yo no puedo declarar como Cristina?) a una cuenta del First Caribbean International Bank de Curaçao a favor de la sociedad Mandatos Valneg.

¿Pero quién es esa sociedad? ¿La que reparte el dinero entre los necesitados? Venga, sobra meter el dedo en el ojo. Ahí va el dato: sólo los dos partidos que disputó Messi en Colombia generaron cinco transferencias bancarias a Curaçao que superan el millón de euros.

En los paraísos fiscales hay abogados, denominados fiduciarios, que actúan de pantalla de los auténticos titulares. Son los llamados “testaferros” que figuran como titulares, ficticios, de las sociedades y cuentas bancarias. ¿Esta Messi detrás de esas cuentas? ¿Qué supondría eso? Un residente español tiene que tributar en su país de residencia por toda su renta mundial, todos los rendimientos que reciba en cualquier país del mundo. Si la cuota defraudada supera por año e impuesto los 120.000€ el lío deviene delito fiscal debiendo rendir cuentas ya no ante el inspector de Hacienda sino ante el juez de lo penal. Y recordemos que no sería la primera vez que Messi peregrina ante los juzgados penales. Repito, ¿merece la pena?

Dicho todo esto, en esta materia la Dirección General de Tributos ha emitido el pasado 23 de diciembre de 2014 un informe que, si bien mantiene la definición vigente de paraíso fiscal del Real Decreto 1080/1991 según la cual “tienen la consideración de paraísos fiscales los países y territorios que se determinen reglamentariamente” manteniéndose igualmente la modificación de 2003 para posibilitar una salida de dicha lista si el país en cuestión firmaba con España un acuerdo de intercambio de información en materia tributaria o un Convenio para Evitar la Doble Imposición con cláusula de intercambio de información, exige ahora (y aquí está la novedad) que la actualización de la lista no sea automática con la firma del acuerdo o convenio indicado sino que deberá realizarse de manera expresa en base a determinados criterios.

A este respecto, Hacienda ha sacado expresamente de la lista de paraísos fiscales a 15 territorios corrigiendo por ello la lista oficial de 48 paraísos que establece el antedicho Decreto de 1991: Andorra, Antillas Neerlandesas, Aruba, Chipre, Emiratos Árabes Unidos, Hong-Kong, Bahamas, Barbados, Jamaica, Malta, Trinidad y Tobago, Luxemburgo, Panamá, San Marino y Singapur. Siguen en la lista territorios como Gibraltar.

Con estos antecedentes, decidan.

 

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo , garantía profesional.

SIGA

José Galtier Ferreira

jose.galtier@gmail.com

Esta entrada fue publicada en Fiscal y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Messi y los paraísos fiscales

  1. Por asociación de ideas, aporto “link” a un “post” de “¿Hay Derecho?” con una muy interesante reflexión acerca de la divulgación pública de la ya célebre “lista Falciani”.
    http://hayderecho.com/2015/02/12/donde-empieza-el-morbo-acaba-el-interes-informativo-que-la-constitucion-protege-a-proposito-de-la-publicacion-de-la-lista-falciani/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>