Más y más novedades fiscales “a la vuelta de la esquina”

Esto es un no parar. Volvemos de vacaciones y seguimos en espera de la aprobación de determinados proyectos de ley que es preciso conocer para poder analizar las repercusiones que pueden llevar aparejadas: Proyecto de ley de apoyo a los emprendedores y su internacionalización y Proyecto de ley por el que se establecen determinadas medidas en materia de fiscalidad medioambiental y se adoptan otras medidas tributarias y financieras.

Dado que las medidas del primero de los proyectos están más “al orden del día” en prensa (pensemos, por ejemplo, en el criterio de caja en el IVA), en este artículo resumiré las medidas fiscales más relevantes enunciadas en el segundo de los proyectos, el Proyecto de ley por el que se adoptan otras medidas tributarias, centrándome en el ámbito del impuesto sobre sociedades:

•    En relación con la aplicación del régimen de amortización especial de los contratos de leasing, se prorroga, para aquellos contratos cuyos periodos anuales comiencen en los años 2012 a 2015, la excepción a la exigencia del requisito que establece la necesidad de que la parte de las cuotas de arrendamiento financiero que se corresponde con la recuperación del coste del bien sea constante o creciente, es decir, el incumplimiento de este requisito no supondrá la inaplicación del régimen.

•    Se elimina el artículo 12.3, que regula la deducibilidad fiscal del deterioro de valor de las participaciones en el capital o fondos propios de entidades, con efectos para los periodos impositivos iniciados a partir del 1 de enero de 2013, estableciéndose expresamente en el artículo 14 que no se considerarán deducibles en la base imponible del impuesto sobre sociedades las pérdidas por el deterioro contable de dichos valores (esta novedad creo que es la de más “calado” por su gran relevancia). Tampoco serán deducibles las rentas negativas obtenidas en el extranjero a través de establecimientos permanentes o uniones temporales de empresas, salvo en el caso de su transmisión o cese de su actividad / extinción. No obstante lo anterior, se establece un régimen transitorio aplicable a las pérdidas por deterioro de cartera y a las rentas negativas obtenidas en el extranjero a través de un establecimiento permanente que se hubieran generado antes del 1 de enero de 2013.

En línea con la eliminación de la deducibilidad fiscal del deterioro de cartera, se introducen modificaciones en la ley del impuesto con el objeto de eliminar las referencias que se realizan a la misma en diferentes disposiciones a lo largo de la ley. Asimismo, se introducen diferentes modificaciones de carácter sustantivo con el mismo objeto y finalidad (limitar la deducibilidad de las pérdidas de cartera y el doble aprovechamiento de los resultados negativos de una entidad).

Así, por ejemplo:

1.    Se introducen nuevas reglas de imputación temporal según las cuales las rentas negativas generadas en la transmisión de participaciones en entidades o de establecimientos permanentes realizadas dentro de un mismo grupo mercantil deberán ser imputadas al periodo impositivo en el que dichas participaciones se transmitan a terceros o en el que la entidad transmitente o adquirente dejen de formar parte del referido grupo.

2.    O se establece la necesidad de minorar las rentas negativas derivadas de la transmisión de participaciones en entidades no residentes que se hubieran incorporado a la base imponible del impuesto en el importe de los dividendos o plusvalías recibidos de entidades no residentes durante el periodo de tenencia de la participación (siempre que estas rentas se hubieran contabilizado como ingresos y no como una minoración del coste de adquisición de la participación). Una regla similar se establece en el ámbito de la exención de determinadas rentas obtenidas en el extranjero a través de un establecimiento permanente y en el de la deducción para evitar la doble imposición internacional, señalándose, en ambos casos, la necesidad de que las rentas negativas que pudieran derivarse de la transmisión de un establecimiento permanente se minoren por el importe de las rentas positivas netas (presumiblemente que hayan quedado exentas, aunque el proyecto no lo dice) que se hubieran podido obtener procedentes del mismo o que hubieran dado lugar a la deducción.

•    Se prorrogan para los periodos 2014 y 2015 algunas de las medidas temporales que fueron introducidas con carácter excepcional durante 2012 con motivo de la crisis económica. En concreto, las relativas a:
- Las limitaciones a la compensación de bases imponibles negativas de ejercicios anteriores para determinadas grandes empresas.
- Las limitaciones a la deducibilidad fiscal del fondo de comercio y de los activos intangibles de vida útil indefinida.
- El límite establecido en la aplicación de las deducciones para incentivar determinadas actividades en cada período impositivo.
- La aplicación de determinados límites porcentuales al aprovechamiento de la libertad de amortización de activos pendiente de aplicar por el sujeto pasivo antes de su derogación en marzo de 2012.

•    En relación con los pagos fraccionados también se mantienen:
- La inclusión, en la base de los pagos fraccionados, del 25% de los dividendos y rentas que procedan de la transmisión de participaciones que tienen derecho al régimen de exención.
- El establecimiento de un pago fraccionado mínimo determinado en función del resultado contable del ejercicio para las grandes empresas.
- El incremento de los tipos aplicables para la determinación del importe del pago fraccionado.

•    Se establece la vigencia indefinida, para los periodos iniciados a partir de 2014, de la deducción por inversiones en producciones cinematográficas y series audiovisuales, ampliándose la base de la deducción al incluirse en la misma las copias y los gastos de publicidad que corran a cargo del productor.

Por otro lado, en esta “carrera” por crear nuevos impuestos (luego se “venderá” una bajada de impuestos tras la creación ex novo de otros muchos…) el artículo 5 del proyecto crea el “impuesto sobre los gases fluorados de efecto invernadero”, con efectos desde el 1 de enero de 2014, con la finalidad de coadyuvar a la protección del medio ambiente, corrigiendo las externalidades ambientales ocasionadas por la emisión de gases de efecto invernadero.
El impuesto, que se aplicará en todo el territorio español, se define como un tributo de naturaleza indirecta que recae sobre el consumo de gases fluorados de efecto invernadero y grava, en fase única, la puesta a consumo de estos productos atendiendo al potencial calentamiento atmosférico.

El ámbito fiscal nunca deja tiempo para el aburrimiento, y casi ni para tomarse un respiro merecido en vacaciones…

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo , garantía profesional.

SIGA

Francisco Soto Balirac. Asociado Sénior de J&A GARRIGUES

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>