La amortización, a examen

Como es sabido, entre las “perlas” impositivas que nos ha deparado este convulso 2013 está la introducción de un límite (en principio, vigente durante 2013 y 2014; después, ya se verá…) a la deducibilidad fiscal de la amortización, siendo así que ahora esta será gasto tributario “hasta el 70% de aquella que hubiera resultado fiscalmente deducible de no aplicarse el referido porcentaje”.

Dejando al margen la extrañeza que me produce (imputable, sin duda, a mi innata dificultad de comprensión) el sentido último que pudiera llegar a tener la preposición “hasta”, lo cierto es que “la amortización contable que no resulte fiscalmente deducible (…) se deducirá de forma lineal durante un plazo de 10 años u opcionalmente durante la vida útil del elemento patrimonial, a partir del primer período impositivo que se inicie dentro del año 2015”.

No obstante lo anterior, parece obvio que esas previsiones legales no contemplan -es imposible que lo hagan- la ingente casuística que la realidad genera, siendo así que el pasado 27/5 la Dirección General de Tributos (DGT) evacuó su contestación V1713-13 mediante la que sale al paso de varias dudas suscitadas por algún contribuyente cuyo supuesto de hecho no estaba específicamente contemplado en la norma. Dado que los casos sometidos a la consideración de la DGT no parecen en absoluto de laboratorio, merece la pena prestar la debida atención a la respuesta dada por ésta.

- La primera cuestión se refiere a “cómo debe interpretarse la limitación en relación con aquellos elementos de inmovilizado material, intangible e inversiones mobiliarias que dejen de formar parte del activo de la empresa en 2013 o 2014 por transmisión o simple baja de inventario”.

A lo que la DGT contesta que “en un supuesto como el planteado en el escrito de consulta, en el que con anterioridad al primer período impositivo que se inicie dentro del año 2015, determinados elementos de inmovilizado material, intangible e inversiones dejaran de formar parte del activo de la entidad en 2013 o 2014 por transmisión o por baja en inventario, debe entenderse que la deducción de la amortización contable que no hubiera resultado fiscalmente deducible en virtud de la limitación (…), podría efectuarse de una sola vez en el período impositivo en que se produjera tal transmisión o baja. Tal proceder resultaría similar al que se produce en el supuesto general (es decir, sin tener en cuenta la limitación) cuando, existiendo diferencias de imputación temporal entre la amortización contable y la fiscal, si el elemento patrimonial se da de baja con anterioridad a la finalización de su vida útil, las diferencias revierten en el período impositivo en que tiene lugar tal baja”.

- La segunda cuestión (en orden de exposición, que no necesariamente en importancia) se refiere a la eventual interrelación entre la libertad de amortización y la limitación a la deducibilidad: “Si debe aplicarse en el ejercicio 2013 la limitación (…) también a los elementos del inmovilizado material, intangible o inversiones inmobiliarias que se hayan acogido a la libertad de amortización (…) respecto de los cuales ya resultan de aplicación las limitaciones previstas en la disposición transitoria trigésimo séptima” del Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (TRLIS). Por cierto y dicho sea de paso, el Proyecto de Ley publicado en el Boletín Oficial de las Cortes del pasado 3/7 ya contempla la prórroga a 2014 y 2015 de esas limitaciones a la libertad de amortización inicialmente previstas para 2012 y 2013.

Interesante aspecto este al que la DGT contesta señalando que “la disposición adicional undécima del TRLIS permitía, bajo ciertas condiciones, la libertad de amortización de determinados elementos patrimoniales, sin que la deducción estuviera condicionada a su imputación contable en la cuenta de pérdidas y ganancias. Con motivo de la derogación de dicha disposición adicional undécima, la disposición transitoria trigésimo séptima del TRLIS introduce una serie de limitaciones a la libertad de amortización pendiente de aplicar pero, en cualquier caso, sigue refiriéndose a una libertad de amortización a efectos fiscales, que no precisa de imputación contable. En este supuesto de libertad de amortización, si una vez deducida fiscalmente una amortización se produce, en un período impositivo posterior, su imputación contable, sería necesario practicar el correspondiente ajuste extracontable positivo en la base imponible de dicho período impositivo.

La limitación que introduce el artículo 7 de la Ley 16/2012 se refiere a la amortización contable, que para los períodos impositivos que se inicien dentro de los años 2013 y 2014 únicamente puede deducirse en la base imponible hasta el 70% de aquélla que hubiera resultado fiscalmente deducible de no aplicarse el referido porcentaje, de acuerdo con los apartados 1 y 4 del artículo 11 del TRLIS.

Es decir, la limitación no afecta a la libertad de amortización que, a efectos fiscales, permite aplicar la disposición adicional undécima junto con la disposición transitoria trigésimo séptima del TRLIS. Del mismo modo, tampoco afecta al posible ajuste extracontable positivo que debería practicarse en la base imponible en el supuesto de que, tras haberse aplicado dicha libertad de amortización, se imputara contablemente en un período impositivo posterior tal amortización”.

Tomada nota queda.

 

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo , garantía profesional.

SIGA

Javier Gómez Taboada. Abogado tributarista

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La amortización, a examen

  1. Pingback: La amortización, a examen | Javier Gómez Taboada | Espacio Tributario | Cuadernos de Política Fiscal

  2. Antonio dijo:

    Buenas PERSONAS y excelentes PROFESIONALES
    http://www.asesoriamdj.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>